Una palabra que me puede definir sería curiosidad.
Desde joven siempre he sentido un impulso para saber
como funcionan las cosas y conseguir nuevos conocimientos
que me ayuden a solucionar los problema que se presentan
en el día a día.
¿En que consiste mi día a día? Mi objetivo es conseguir
que proyectos se conviertan en viables económicamente,
diseñando y desarrollando nuevas funcionalidades
que permitan satisfacer las necesidades de los clientes.
Para poder llevarlo a cabo me mantengo al día de las últimas
tecnologías y técnicas de desarrollo, buscando siempre cual es
la mejor combinación para resolver cada problema. Este conocimiento
transversal que he adquirido me permite no solo resolver los problemas
que van apareciendo en mi empresa, sino que también me permite echar
una mano a la gente que me rodea ofreciéndoles soluciones diferentes
que les pueden ayudar a lograr el éxito.